Utilizamos Cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestra página web aceptas nuestras cookies.

Para más información, o para conocer cómo cambiar la configuración, vea nuestra Política de Cookies. Saber más

Acepto

La Dependencia emocional

El abrazo (José Luis Armero López)

Disposición emocional estable de necesidad excesiva de vinculación afectiva íntima con ciertas figuras de apego (pareja, familiares, amigos, profesionales, líderes espirituales).

Tiene su origen en un apego angustioso hacia los progenitores, presentando 3 características básicas comunes con él: temor a la pérdida de la figura vinculada, búsqueda de proximidad y protesta por la separación. La actitud ambivalente de los padres (cálidos y fríos según el momento), condicionada por sus propios problemas emocionales, las discusiones (violencia) entre ellos, vivencias de inestabilidad, separación, abandono o pérdida, determinarán una carencia afectiva e inseguridad en los niños que, en los casos más acusados, puede derivar hacia un trastorno asociado a una dependencia emocional.

La Dependencia/Independencia emocional es un rasgo de la personalidad. Una exacerbación del rasgo, en su polo negativo, sería un trastorno, a pesar de lo cual la dependencia emocional no está incluida en los diagnósticos clínicos. Se considera que ciertas personalidades (trastornos de la personalidad) la pueden presentar en alguna medida:

Personalidad adictiva

Dependencia de sustancias (drogas sociales), Ludopatía, Adicción a los videojuegos, Adicción a internet, Adicción al sexo, Adicción al amor, Codependencia, Compra compulsiva, Acumulación compulsiva, Cleptomanía, Piromanía.

Adicción al amor

Necesidad irresistible (adictiva) de tener pareja, de estar con ella por encima de cualquier otra actividad, inquietud contínua por estar con ella cuando no está (dependencia adictiva), intenso sufrimiento (depresión o angustia) en caso de ruptura (síndrome de abstinencia), viviendo un trauma (herida) narcisista en el que se alternan hostilidad y sensación de fracaso.

Codependencia
(Cuidadores compulsivos, Renuncia altruista)

Preocupación obsesiva y actitud altruista (abnegada, sacrificada) de cuidado de una persona o grupo con problemas o carencias, así como de animales. El objeto de los cuidados puede ser, por ejemplo, un alcohólico, toxicómano, enfermo crónico, un grupo de personas que vivan en la pobreza (por ejemplo, un voluntario de una ONG de ayuda humanitaria), o animales abandonados.

Es común que su preocupación sea mayor que la de aquellos que cuidan, y es posible que, en su afán de establecer vínculos codependientes, su necesidad de control, autoritarismo y/o egocentrismo impliquen una ayuda que pudiera ser innecesaria, inoportuna, incorrecta o incluso desconsiderada en algunos casos (los otros pudieran no sentir la necesidad o el deseo de ser ayudados, o rechazar la forma en que se les ayuda).

Personalidad angustiada (Angustia)

Pesonalidad fóbica, evitativa (Trastorno de la personalidad por evitación), dependiente (Trastorno de la personalidad por dependencia), obsesiva (Ansiedad)

Personalidad depresiva (Depresión)

Personalidad histriónica, histérica (Trastorno histriónico de la personalidad)

Personalidad límite, borderline (Trastorno límite de la personalidad)

Personalidad autodestructiva (masoquismo)


Características

Autoestima baja

Falta de asertividad (Complacencia compulsiva), Egocentrismo, Afectividad negativa, Inseguridad.

Sentimiento de soledad (Miedo a la soledad)

"La capacidad para estar solo" [artículo de 1958, de Donald Woods Winnicott (1896 -1971, pediatra, psiquiatra y psicoanalista inglés] se desarrolla por la Interiorización (representación mental) de figuras de apego (madre y padre) gratificantes y protectoras (véase Apego seguro, Base segura y Funciones psíquicas narcisistas), siendo un estadio previo y necesario el estar solo en presencia de ellos (sin interactuar, centrando su atención en alguna cosa). En la dependencia emocional hay una carencia de "objetos buenos" y el sentimiento de soledad expresa el vacío interior que existe respecto a ellos.

Enamoradizos

Su necesidad de pareja (vínculo íntimo) es tan grande, que la expectativa de haber encontrado el amor de su vida, les llena de euforia, y se sienten enamorados sin apenas saber nada del otro. Estos momentos, de posibilidad o inicio de una relación afectiva íntima, similares a entrar en contacto con sustancias tóxicas, son de los pocos en su vida, en que se sienten plenos y llenos de alegría.

Para ellos, el amor es la pasión, y la relación sentimental empieza con un "flechazo a primera vista", que está hecho de una perfecta fórmula química magistral, con frecuencia basada en el atractivo físico. La Idealización es un mecanismo de defensa que basa el enamoramiento o la atracción hacia ídolos sociales (piense en la imagen de un grupo de fans adolescentes gritando cuando aparece su ídolo en el escenario).

Heinz Kohut (1913-1981, psicoanalista austríaco) hablaba de personalidades "hambrientas de ideal": hay en ellos una carencia en la idealización paterna, que se refleja en su tendencia a ensalzar a otras personas, y que en una psicoterapia profunda se reflejará en una transferencia idealizadora. La admiración cabalga sobre el afecto, y éste queda "desconocido" en la vida emocional del dependiente.

Son buscadores de sensaciones, necesitados de una continua estimulación externa; a resultas de lo cual, cuando desaparece el enamoramiento, viven el dilema entre dejar a la pareja, que no les satisface del todo, o seguir con ella, porque la necesitan para preservar su frágil estabilidad emocional.

Ver Enamoramiento

Posesividad adictiva

A semejanza de las adicciones, el dependiente absorbe tiempo, atención y energía del "objeto fuente" (aquella persona de la que "emana" la energía emocional que necesita el dependiente), hasta sentirse este invadido, agobiado y, con el tiempo, "quemado", llevando a discusiones, crisis y rupturas.

Subordinación en vínculos asimétricos

El "objeto fuente" es con frecuencia una persona tóxica complementaria: narcisista, límite (borderline), manipuladora, dominante, explotadora y/o maltratadora. El dependiente queda fascinado por la seguridad, capacidad, inteligencia, poder, prestigio o atractivo físico que percibe en él; quedando prendida la artificial luz de la idealización, que lo quemará, como a la polilla su fatal atracción por la luz.

Complacer para no ser abandonado, difuminará su identidad y sentimiento de dignidad, llevándole a tolerar desprecios, humillaciones, maltrato emocional, y hasta físico; todo menos afecto sincero. No obstante, es un darse egoísta, de necesidad, para mantener la relación, igual que el ludópata funde todo su dinero para seguir jugando.

Sin embargo, como el amor lo puede superar todo, y la realidad supera la ficción, podríamos imaginar algún caso como el que se nos presenta en la entrañable comedia romántica "Un engaño de lujo" (2006), donde la tóxica, aunque adorable Iréne (Audrey Tautou, prostituta de lujo muy interesada en el dinero y lo material), no consigue quebrar el muy pertinaz enamoramiento de Jean (Gad Elmaleh, un tímido camarero de un hotel de lujo). Antes de irse encariñando con él, Jean, con una inquebrantable entereza estoica, no dudará en arruinar su débil economía, con tal de estar a su lado. Cuando sólo le queda 1 €, se lo muestra a Iréne y le pide estar juntos "10 segundos más". Una emocionante escena que expresa una profunda actitud de aceptación de Jean, que nunca juzga a Iréne: "sé cómo eres, no me importa el dinero, sólo me importas tu".

Sufrimiento intenso en las rupturas de pareja

Es llamativo, aunque normal y comprensible, que al dependiente lo suela abandonar el otro. Se cansa de él por su excesivo apego, su emocionalidad negativa o el desprecio que le despierta el que se deje sistemáticamente humillar (esta actitud llega a ser poco estimulante a nivel narcisista, porque es un "objeto deteriorado"). Mientras no resuelva su trastorno, el dependiente no podrá salir de un círculo vicioso de sucesivas relaciones patológicas.

Sus esquemas interpersonales de relación persisten indefinidamente, reforzándose con vínculos tóxicos, que forman la "película" de su vida, mientras que las interacciones sentimentales con personas normales (sanas) serían los "anuncios", ya que éstas lo rechazarán como pareja. Hay casos también en que persiste tanto la dependencia emocional, como una sola relación de pareja.

La Dependencia emocional es una disposición afectiva frecuente en la Psicoterapia Online, y tiene solución, como pueden ver en Testimonios